Èlia Gasull: de Barcelona al festival de Sundance

maiathesun
Sígueme!

maiathesun

Panamá, cine, escribir, café y aspiradoras.
maiathesun
Sígueme!

Èlia Gasull Balada, montadora del nuevo documental de Eugene Jarecki, THE KING.

 

“El rey del rock”, “El rey” o simplemente “Elvis”

 

Así lo presentan en Wikipedia. Elvis Presley, sin duda, fue y sigue siendo la perfecta personificación del sueño americano: un niño que nace en una familia humilde y de pocos recursos consigue triunfar a los 19 años en la industria musical en Tennessee y aparecer en más de 30 películas.  Inspirado por la música góspel y convirtiéndose en el portavoz de la música afroamericana, Elvis Presley cambió la historia del rock ‘n roll para siempre y pasó a ser una de las figuras de cultura popular americana más conocida del siglo XX.

 

Sus canciones, su mono brillante y su tupé se han convertido en iconos que han permanecido en el tiempo. No sólo es el tercer máximo vendedor de álbumes de todos los tiempos en Estados Unidos, (detrás de Los Beatles y Garth Brooks) sino que en 1973, protagonizó el primer concierto teletransmitido, de ámbito mundial vía satélite el cual fue visto aproximadamente por 1.500 millones de personas – el livestreaming de aquellas épocas. El 26 de junio de 1977, “El Rey” ofrecía su último show en el Marquet Square Arena de Indianápolis. Dos meses más tarde sería encontrado muerto en su mansión de Graceland, a causa de un infarto provocado por el consumo excesivo de medicamentos prescritos. Un triste final para una carrera tan brillante.

 

 

Retratando la caída del Rey

 

THE KING, estrenado bajo el nombre de Promised Land en el Festival de Cannes 2017, se rodó durante la campaña electoral americana del 2016. En este documental, el director Eugene Jarecki recorre las carreteras estadounidenses al volante del Rolls Royce que Elvis Presley compró el 1963, en un road trip musical que pasa por ciudades como Memphis, Nueva York, Los Ángeles y Las Vegas. Este coche clásico se convierte en un mini estudio musical en donde artistas y personalidades entran a dar conciertos íntimos o a narrar historias de Elvis, de América, de política, de la vida.

 

Cuarenta años después de la muerte del “rey del rock”, THE KING muestra que, tanto como Elvis, América del Norte ha seguido el mismo camino: lleno de esperanza en sus inicios, pero corrompido y auto-destruído en su final. Una metáfora de la actual América y los últimos años de decadencia de la vida de Elvis Presley, envuelto en drogas y excesos. THE KING explora la evolución del sueño americano en un momento crítico de su historia. El largo documental, en el que participan actores como Alec Baldwin, Emmylou Harris, Ethan Hawke, Rosanne Cash o Ashton Kutcher estuvo durante más de un año en la sala de edición, de la mano de Simon Barker, Alex Bingham, Laura Israel y nuestra protagonista de hoy, Èlia Gasull Balada.

 

 

¿Cómo diste el paso de Barcelona a Estados Unidos en el mundo del cine?

El verano del 2010 vine dos meses a Nueva York para hacer un workshop de montaje de cine en una escuela que se llama The Edit Center. Allí descubrí otra forma de trabajar y las posibilidades que podía ofrecer el mercado del cine independiente americano. Al acabar el curso volví a España pero me quedé con la curiosidad de volver y trabajar un tiempo en Estados Unidos. Dos años más tarde decidí dar el paso definitivamente y me mudé a Nueva York. Mirando atrás creo que es la mejor decisión que pude tomar para mi carrera.

 

¿Qué piensas del sueño americano? ¿Hasta qué punto estás de acuerdo con la desmitificación del sueño americano que se plantea en THE KING?

Durante los últimos años he devorado todos los documentales, películas y libros que estaban a mi alcance para conocer y entender mejor el país y la sociedad en la que vivo. Esto y varios proyectos documentales en los que he trabajado, incluyendo THE KING, me han llevado a desmitificar la idea del sueño americano. Desafortunadamente esta sociedad todavía está muy basada en los privilegios e incluye realidades muy diferentes que dan lugar a grandes desigualdades. Creo que es injusto generalizar y hablar de un solo sueño, sobretodo porque no es una posibilidad que esté al alcance de todos.

 

“La versatilidad te hace mejor profesional y te lleva a expandir constantemente tus habilidades”

 

Si tuvieras que destacar una película – de cualquier época o género – por su edición ¿cuál sería? ¿Por qué?

Para salir de clásicos como Toro Salvaje, Apocalypse Now o Ciudadano Kane, me gustaría destacar Whiplash, dirigida por Damien Chazelle. Su edición es brillante por su conceptualidad y sus variaciones y en su totalidad es un claro ejemplo del poder que puede tener el montaje a la hora de contar una historia. Tom Cross, su montador, consigue darle personalidad a la edición y experimenta con su musicalidad. El montaje de Whiplash en muchos momentos se comporta como el jazz: te sorprende continuamente en su forma de narrar.

 

¿Prefieres editar piezas documentales o de ficción?

Mi objetivo es poder balancear mi carrera entre el documental y la ficción porque me gustan los dos campos en la misma medida y para mí es muy difícil limitarme al uno o al otro. Soy muy curiosa, me gustan los retos creativos y esto me lleva a querer explorar diferentes narrativas dentro del mundo audiovisual. Creo que la versatilidad te hace mejor profesional y te lleva a expandir constantemente tus habilidades.

 

¿En qué momento de la fase de producción de THE KING te acercaste al proyecto? ¿Cómo fue trabajar con el director? ¿Y con los otros editores?

Me incorporé al proyecto en las primeras fases del montaje. Hacía poco tiempo que se había iniciado el proceso y tanto el director como los productores se habían dado cuenta de que necesitaban ampliar el equipo de edición porque el número de horas de material de archivo y de rodaje iba creciendo y sería imposible abarcarlo con un solo montador. Al final terminamos siendo cuatro y la edición se alargó más de un año.

 

“Mi conexión más emocional con “El Rey” está con su deterioro tanto a nivel personal como artístico”

 

Eugene es un director que marca pocas directrices de inicio y está siempre muy abierto a las aportaciones de su equipo. Trabaja siempre con grandes cantidades de material y deja que hagas tu propio análisis de lo que ves y que conectes ideas e historias con total libertad.  Una vez le presentas los primeros cortes es cuando entras en una discusión con él que enriquece enormemente tu forma de editar y te lleva a entender y a incorporar su proceso creativo. La colaboración entre los montadores fue constante. Nos pasábamos cortes el uno al otro para trabajar en distintas variaciones sobre el mismo tema. Eugene tiene una forma muy sofisticada de acercarse a la narrativa documental y construye historias acumulando complejidad en los puntos de vista. En el caso de THE KING el resultado ha sido un caleidoscópico retrato de América del Norte fruto de un trabajo esencialmente colectivo.

 

 

Al haber sido criada en Barcelona, ¿qué recuerdos de la figura de Elvis tienes de tu infancia – si es que tienes alguno? ¿Sientes alguna conexión con “El Rey” más allá de este documental?

Mi visión de Elvis era muy limitada. Conocía muy poco de él más allá de los años que actuó en Las Vegas y para mi tenía una connotación negativa. Lo más interesante de la experiencia ha sido conectar con el Elvis más puro, el de los primeros años, el que fue descubierto por Sam Phillips. A través de su evolución he podido entender parte de su historia y parte de la historia de América. Mi conexión más emocional con “El Rey” está con su deterioro tanto a nivel personal como artístico. Tuvimos acceso a todo el material de archivo de su vida y fue muy inquietante revisar una y otra vez su lamentable final, provocado, una vez más, por el poder de destrucción de la codicia, el dinero y las adicciones.

 

¿Cómo fue tu experiencia en Sundance? ¿Era la primera vez?

Era la primera vez que iba a Sundance y para mi llegar a este festival ha sido un sueño hecho realidad. El documental se había estrenado previamente en Cannes bajo el nombre de Promised Land y durante el verano del 2017 se proyectó en otros festivales europeos como Londres o Roma, pero Sundance era la primera vez que se mostraba en América. La reacción de la audiencia fue muy emocional y esperamos que el impacto que puede tener el mensaje de THE KING se amplifique cuando se estrene en las salas de cine a mediados de este año.

 

 

¿Qué consejo le darías a jóvenes montadores que quieren entrar a la industria del cine?

Les aconsejaría que editen todo lo que puedan desde el principio. Empezar como ayudante de montaje te da una visión de como funciona la industria pero es una posición que normalmente no contribuye mucho a tu desarrollo como montador. Muchas veces no tienes la oportunidad de editar nada porque no hay suficiente tiempo o las circunstancias no lo permiten. Yo hice de ayudante durante varios años pero al mismo tiempo intenté siempre montar cortos, trailers, videoclips, comerciales o todo tipo de piezas cortas que pudiera mostrar y me llevaran a que directores o productores confiaran en mi para ofrecerme proyectos largos.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

En este momento esto montando un largo documental sobre Halston, el diseñador de moda americano. Está dirigido por Frédéric Tcheng, co-director de Diana Vreeland: The eye has to travel y director de Dior and I. Hace tiempo que conozco y admiro su trabajo y fue una gran sorpresa cuando me llegó la oferta de trabajar con él.

 

***

Èlia Gasull trabaja como montadora de cine desde 2008. Su trabajo para televisión incluye co-producciones para CNN, Netflix, PBS, National Geographic, OWN, Televisió de Catalunya y Televisión Española. El pasado 25 de enero, el documental en el que participó como montadora, THE KING, se estrenaba en el Festival de Sundance en la sección de “Eventos Especiales”, uno de los principales eventos que celebra el séptimo arte cada año. La distribuidora Oscilloscope (Verano 1993, El abrazo de la serpiente, The Love Witch) adquirió los derechos de THE KING para Norte América, y se prevee que será estrenada a mediados de año en Estados Unidos.

Puedes seguir a Èlia en Pinterest, LinkedIn o Vimeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *